PRP (PLASMA RICO EN PLAQUETAS)

La introducción de tu propio plasma, extraído directamente de tu propia sangre mediante centrifugadora. Consigue un efecto flash casi inmediato. Dando luminosidad, y firmeza. Consiste en:

 

1. Extracción de sangre: Se procede a la desinfección de la zona donde se va a realizar la extracción. Preferiblemente del antebrazo. Se coloca previamente banda elástica para restringir la circulación venosa y así facilitar la extracción.

 

2. Centrifugado: Una vez obtenida la muestra se procede a su centrifugación a 2800 – 3100 rpm durante 9-10 min. Al finalizar la centrifugación tenemos ya la muestra preparada para su activación.

 

3. Aplicación del PRP: el PRP se puede inyectar a nivel intradérmico mediante microinyecciones, donde abundan las células funcionales de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú