Toxina Botulínica

Mediante el Bótox podemos tratar las líneas de expresión en el contorno de ojos, entrecejo y frente. El tratamiento con bótox se consigue:

  • Revitalizar y rejuvenecer la mirada de manera inmediata. Relajar los músculos faciales, eliminando o atenuando las arrugas y dejando la piel distendida, tonificada y tersa, devolviendo la luminosidad al rostro.
  • Con la Toxina Botulínica también conseguimos corregir ese problema que tanto preocupa a muchas personas como es el de la hiperhidrosis o exceso de sudoración.
Menú